DIEFEMBACHA  
 

Dieffenbachia (conocida en El Salvador y en Costa Rica como Lotería, y en México como Amoena)[2] es un género de plantas tropicales de la familia de las Aráceas notables por las manchas claras características en sus hojas. Son utilizadas frecuentemente como plantas de ornato en interiores debido a su supervivencia bajo sombra. Esta planta se considera tóxica (ver toxicidad más adelante).
Introducida en Europa a finales del siglo XIX, proviene fundamentalmente de las selvas vírgenes de América Central y América del Sur. Su nombre científico es en honor a Ernst Dieffenbach, un médico alemán. Se conocen cerca de 30 especies. La más cultivada es Dieffenbachia bowmanii.

Características

Tiene tallo erguido, con hojas ovaladas o lanceoladas, discretamente asimétricas, de color verde oscuro, presentando las variegatas, manchas claras.

Cultivo

Luz: lugares bien iluminados pero no expuestos directamente al sol, y lejos de las corrientes de aire y focos de calor (calefacción, etc.).

Tolera zonas semiumbrías mejor que la mayoría de plantas variegadas. Un exceso de luz provoca que las hojas se vuelvan amarillas y se sequen las puntas.

Temperatura: entre 20 °C y 30º C. Sobreviven períodos cortos a temperaturas inferiores de hasta 12º C, pero con el consiguiente peligro de pérdida de sus hojas inferiores. En general, soportan mal grandes variaciones de temperatura por debajo de 20° de forma prolongada.

Agua: el agua nunca debe estar fría. El riego debe ser abundante, especialmente en verano, cuando se vea el mantillo superior que se está secando. En ambiente seco tiene especial tendencia a evaporar agua, por lo que necesitará riego casi diario.

Tierra: necesita un pH ligeramente ácido (5,0 a 6,5), mezcla suelta de turba con cortezas o tierra vegetal y perlita (o arena de río). Requiere suelo fértil que con la turba, cortezas o tierra vegetal se consigue. Debe drenar bien y por eso añadimos la perlita o arena de río.

Humedad: la humedad relativa debe mantenerse alta por lo que se deberá rociar las hojas a menudo, según la humedad ambiental en que esté situada.

Abono: especialmente de marzo a octubre, en el estío boreal. Necesita abono mineral soluble cada 15 días o cada mes.

Multiplicación: se multiplica fácilmente por esqueje apical o de punta. Para el mismo se desmocha la parte superior de una planta, con 3-5 hojas, o bien esqueje de tallo provisto de una yema. Arraiga rápidamente en agua, en turba o en tierra ligera de semillero. Podemos asegurar el éxito si se coloca el trozo cortado en macetas individuales, (habiéndolos colocados antes con hormonas de enraizamiento) sobre arena o mezcla de turba y arena (o perlita ), o bien en un recipiente con agua. Necesitaran calor de fondo de unos 24º C y una temperatura ambiental de 22º C. Los esquejes deben estar protegidos del sol directo y mantener su humedad ambiental. Enraizarán en 4 o 6 semanas. Luego, se trasplantarán al lugar definitivo de cultivo.

Plagas y enfermedades en su cultivo

Son atacadas por araña roja, cochinilla, pulgones, hongos.

Toxicidad

Las células de la planta del Dieffenbachia contienen cristales aciculares de oxalato del calcio llamados rafidios. Si se mastica una hoja, estos cristales pueden causar una sensación de ardor y un eritema temporales. Se cree que otras enzimas de la planta acrecientan la potencia de los cristales. Se han reportado casos raros de edema de los tejidos expuestos a la planta. El masticado e ingestión provoca generalmente solo molestias leves.[3] En mascotas y niños, el contacto con la dieffenbachia (generalmente al haber sido masticada) puede causar una serie de síntomas molestos, incluyendo irritación de garganta, babeo excesivo, e inflamación localizada.[4] Sin embargo, estos efectos son raramente de vida o muerte. En la mayoría de los casos, los síntomas son moderados, y pueden tratarse con éxito utilizando analgésicos,[5] antihistamínicos,[6] o carbón activado. Generalmente no se recomienda inducir el vómito o realizar lavados gástricos,[7] exceptuando algunos casos. Los doctores Jennifer S. Boyle, médico farmacéutico, y Christopher P Holstege, médico, afirman que, "En un estudio en retrospectiva de 188 pacientes documentados por exposición al oxalato de diversas plantas, todos los casos fueron leves y se resolvieron con poco o ningún tratamiento" y también que, "De los pacientes expuestos a plantas tóxicas, 70% son niños menores a 5 años"[5]

Intoxicación con Dieffenbachia

La intoxicación puede ocurrir si se comen las hojas de esta planta. y algunas veces por contacto prolongado con la planta.
Elemento tóxico

Ácido oxálico

Asparagina, un aminoácido encontrado en esta planta (tener en cuenta que este aminoácido también esta presente en células de nuestro organismo. Es un aminoácido, no escencial, por ende puede ser sintetizado en las células de nuestro cuerpo por transaminación de Aspartato).

Síntomas

Ardor en la boca y la garganta

Daño a la córnea del ojo

Diarrea

Dolor ocular

Voz ronca

Náuseas o vómitos

Inflamación de la lengua o la boca

Tratamiento en el hogar
Se debe limpiar la boca del paciente con un paño húmedo y frío, al igual que darle a beber leche.
Expectativas (pronóstico) En casos excepcionales, estas plantas pueden causar una inflamación lo suficientemente severa como para obstruir las vías respiratorias

 

 

 

 

 
 
AVISO: Si cree que hay alguna foto o texto que no debería estar aquí por favor envíenos un email