ACACIA DE CONSTANTINOPLA  
 

Albizia julibrissin es una especie de legumbre del género Albizia perteneciente a la familia Fabaceae.

Distribución

Es originaria del sureste y este de Asia, desde el este de Irán hasta China y Corea.
El género está dedicado al noble italiano Filippo del Albizzi, quien la introdujo a Europa a mediados del siglo XVIII, y a veces es denominada incorrectamente "Albizzia". El epíteto julibrissin es una corrupción del farsi Gul-i Abrisham (گل ابریشم) que significa árbol de seda, por sus flores ("Gul" گل es "flor" y "Abrisham" ابریشم significa "seda").

Descripción

Albizia julibrissin es un árbol caducifolio de pequeño tamaño que alcanza los 5 m de altura, con una corona amplia y ramas arqueadas. La corteza es de color gris oscuro y torna a color verdoso con rayas verticales a medida que envejece. Las hojas son bipinnadas, de 20-45 cm de largo y 12-25 cm de ancho, dividida en 6-12 pares de pinnas, cada uno con 20-30 pares de folíolos, los folíolos son oblongos, de 1-1.5 cm de largo y 2-4 mm ancho. Las flores se producen durante todo el verano en inflorescencias densas, las flores individuales no tienen pétalos, pero forman un grupo compacto los estambres de 2-3 cm de largo, de color blanco o rosa con una base de blanco, con aspecto de hilos de seda. Se ha observado que son muy atractivas para las abejas, mariposas y colibríes. El fruto es una vaina marrón plana de 10-20 cm de largo y 2-2.5 cm de ancho, que contiene las semillas en su interior.
Hay dos variedades:

  • Albizia julibrissin var. julibrissin - La variedad típica, descrita anteriormente.
  • Albizia julibrissin var. mollis. Difiere en los brotes que son densamente pubescentes.

Cultivo y usos

En la naturaleza, el árbol tiende a crecer en llanuras secas, en los valles de arena, y las tierras altas. Se ha convertido en una especie invasora en el Japón y los Estados Unidos, en este último muy extendido desde el sur de Nueva York, Nueva Jersey, y al oeste de Connecticut a Missouri e Illinois y al sur de la Florida y Texas, también se cultiva en California y Oregon, pero allí no son invasivas. También crece en Europa, por ejemplo, en Crimea.

La corteza se usa para curar heridas y como vermicida. Las semillas se usan como alimento para el ganado y la fauna silvestre, y las flores, dulcemente perfumadas, son una fuente de néctar para las abejas.

 

 

 
 
AVISO: Si cree que hay alguna foto o texto que no debería estar aquí por favor envíenos un email